Mucho contenido en una biblioteca

Cuando no hay tiempo para consumir tanto contenido

26/03/2018

Soy de ese tipo de persona/usuario que prefiere los contenidos por escrito. Ya sea un tutorial, una respuesta a una pregunta, una historia de lo que te pasó anoche o un análisis exhaustivo de algo que leíste en la Wikipedia y has decidido ampliar.

Eso no quita para que pase minutos de mi vida viendo vuestras historias de Instagram, vuestros vídeos de YouTube o escuchando vuestros podcasts. Que lo hago y de mil amores.

El problema es que un vídeo o una historia de siete minutos me requiere de siete minutos para consumirla. Un podcast de una hora y media es mínimo una hora escuchándolo a más velocidad. Y cada vez sois más y más los que generáis contenido de calidad. Ya sea sobre desarrollo web, WordPress o sobre cualquier otro tema que me interesa. Y la suma de minutos necesarios para consumirlo todo se pasa y por mucho de los minutos disponibles en mi vida para ello.

Por eso hago un resumen semanal de mejores artículos sobre WordPress, porque me los puedo leer a cierta velocidad, leyendo en diagonal lo que me interesa menos o consumiéndolo en cualquier momento que tengo un minuto para revisarlo. Si tuviera que hacer el resumen de los mejores vídeos o los mejores podcasts…

Al final hay que seleccionar una serie de fuentes y, con mucho pesar, dejar de seguir otras. Aprovecharse del trabajo de ‘curación de contenido‘ de otras personas en newsletters o Twitter, de resúmenes y de tu propio criterio. Y te estarás perdiendo material de calidad, seguro, o tendrás algún amigo esforzándose y no podrás comentarle sobre ello… pero al final seguro que tiene su propio público para el que es una fuente de calidad y para el que merece la pena dedicar el tiempo a seguir.

Así que en lugar de llenar los favoritos de Twitter, o el Pocket, o el ver más tarde de YouTube de contenidos que nunca vais a sacar tiempo para ver, merece la pena más dedicar un tiempo a limpiar feeds, listas y suscripciones para quedarse sólo con lo que podéis consumir. Y que esas listas no sean inamovibles, sino que puedan ir saliendo y entrando elementos de vez en cuando. Como este blog, ¡claro!

¿Cómo lo hacéis vosotros?

4 pensamientos sobre “Cuando no hay tiempo para consumir tanto contenido

  1. Con el cierre de Digg Reader me he vuelto a encontrar con esta situación. Un montón de blogs a los que esto suscrito con contenido que ni en años podría ser capaz de consumir.

    ¿Cómo lo hago yo?

    Y al final creo que el sistema que acabo siguiendo es el siguiente:

    – Reducir los canales de contenido al máximo, y a ser posible centralizarlas. Todo lo que pueda ir al lector de feeds, al lector de feeds. Antes feed, que newsletter por ejemplo.

    – Reducir al máximo las fuentes de contenido que sigo y quedarme solamente con aquellas que me aporten valor de manera habitual. Blogs, cuentas de Twitter, canales de YouTube.. Puedo probar a estar suscrito unas semanas, pero si veo que no me sigue interesando el contenido, fuera. Me he dado cuenta de que si realmente algo es bueno o relevante para mis intereses, acabo volviendo a encontrarme con su contenido.

    – El contenido «suelto» que me encuentre y no pueda consumir al momento, directo a Pocket. Y cuando lo necesito, uso el buscador y lo leo. Hay cosas que no leeré nunca, pero están ahí.

    En este sentido estoy buscando alguna alternativa donde guardar ese contenido para buscarlo después. Puede ser Evernote, Google Keep… ¿Alguna sugerencia? Lo importante es que sea rápido guardarlo en un primer momento, y que tenga un buen buscador después.

    – Y sobre todo, encontrar fuentes que sirvan como selección de contenidos o curación (qué palabra tan rancia) de contenidos, y que trabajen para mi. Enlace Permanente ha hecho que deje de lado muchos de los blogs sobre WordPress que seguía porque sé que ahí voy a tener contenido para estar informado sobradamente. Y con algunos podcasts como Mixx.io cubro toda la parte de noticias sobre tecnología sin leer ni un solo artículo.

    Y un poco este es el tema.

    1. Yo al final voy metiendo cosas en el archivo de Pocket con etiquetas de varias temáticas a modo de repositorio de ‘grandes artículos’, pero reconozco que rara vez recurro a ellos una vez archivados. Sigo teniendo bastantes marcadores en el navegador, pero tengo que hacer limpieza… es inevitable almacenar información útil pero es un poco como el día que tienes que limpiar la casa… hay trastos que sólo los ves los días que haces limpieza, no valen para nada y tampoco va a pasar nada si no están ahí…

      Para mí Feedly es fundamental desde que desapareció Google Reader, y ahí sí que intento cada X tiempo hacer limpieza de feeds que incluso van cambiando de temáticas según voy cambiando mi propia carrera profesional… antes todo era startups, cosas de móviles, de emprender… ahora todo va de WordPress, de diseño y desarrollo web, de la web abierta… ¡A saber qué leo en un par de años!

      1. Marcadores, favoritos, bookmarks… ¡Todo fuera!

        Antes guardaba ahí mil y un enlaces, pero no me sirve para nada. Si luego quiero buscar algo que he guardado, solamente me va a mostrar datos por URL o por título. Mejor tener todo guardado por si no recuerdas la palabra clave que te da la pista para encontrar el artículo.

        En marcadores almaceno ahí los 20 o 30 accesos que uso a diario para acceder más rápidamente. Correo, Drive, Calendar, Slack.. Sí, he dejado de usar aplicaciones para este tipo de cosas tipo Slack, Telegram, WhatsApp, o similares. Todo al navegador.

        Menos aplicaciones abiertas, no deciden por mi, solamente abro la pestaña cuando tengo tiempo para entrar y leer, y salvo que esté con algo entre manos o sea el Slack del trabajo, lo demás todo cerrado.

        Mira, igual tienes algo por donde tirar para futuros posts acerca del bloguerismo ilustrado y las aplicaciones de mensajería.

        Creo que cada vez nos abrimos más por Internet en grupos cerrados (aunque sean cerrados de 200 personas), pero sin embargo, nos cuesta más abrirnos en público, salvo si es para una sobreexposición con algún fin de marketing o negocio (Instagram, YouTube…).

        Los blogs son abiertos por definición, y estar expuestos, si no tenemos un fin comercial, puede ser un impedimento en estos días donde la corriente es otra.

        1. Cierto, pero hay «modas» que son cíclicas y creo que acabará volviendo «lo de los blogs». Seguramente no como antes, pero habrá ahí un pico de acción. Tú lo sabes bien con los podcasts y eso que llevan un mayor trabajo comparado con crear una entrada de WordPress. Pero ahí están porque la gente quiere contar cosas, no quiere una censura previa y quiere que con una URL cualquier persona pueda escucharlo. Luego podemos entrar que si la distribución, el alcance, etc, etc, pero el concepto de compartir en abierto está ahí.

          Y sobre lo de guardar cosas… a ver si este finde hago «spring cleaning» y ¡lo cuento, claro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Juan Hernando García
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: juan@ciudadanob.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.