Foto de familia de WordCamp Vigo

La (mi) primera WordCamp Vigo

29/05/2024

Saco mi portátil de una tote bag especial y me pongo a escribir. Es especial porque me encanta su color rojo. Y es especial porque me la regalaron en la primera WordCamp que la comunidad de WordPress Vigo celebró este fin de semana pasado.

Organizar una WordCamp no es algo sencillo. Lo sé después de haber colaborado en cuatro en Pontevedra y en tres en Europa. Por eso cualquier palabra se queda corta para agradecer el esfuerzo que el equipo de organizadores y voluntarios han llevado a cabo estas últimas semanas. Enhorabuena Carlos Macías por liderar una nave que siempre necesita un buen capitán.

Tener una WordCamp al lado de casa es un arma de doble filo. No tienes que madrugar para viajar hasta allí un día antes y sale mucho más barato. Pero también es más difícil meterte en el ambiente y pueden pasar cosas de tu vida habitual que te impidan acercarte hasta allí en todo momento, como me pasó.

Aún así, de vez en cuando para variar… tener una WordCamp en Galicia en la que no tenga que hacer absolutamente nada es una experiencia fantástica. Solo asistir, tomar café y charlar. Charlar un montón. Sin tener que ir corriendo de un lado para otro.

Carlos Macías dándonos la bienvenida

El track del pasillo

El viernes se celebró en el Círculo de Empresarios un hackaton donde varios entusiastas del mundillo WordPress crearon tres páginas web a tres asociaciones sin ánimo de lucro que lo necesitaban: AsTEAvi, En Familia y AccuVigo. No estuve por allí pero solo escuché buenas palabras de los equipos que crearon los sitios web para gente que los necesitaba sin pedir nada a cambio.

El sábado a las ocho de la mañana pillé un tren para plantarme en menos de veinte minutos en Vigo. Casualidades de la vida, en mi mismo vagón viajaba mi querido amigo David Viña que venía desde A Coruña. Hacía mucho que no teníamos un rato para charlar y me hizo mucha ilusión poder ver cómo le iba todo. Taxi y rumbo al Auditorio Mar de Vigo.

El sitio donde se realizaba el evento es espectacular. Solo había estado una vez (el verano pasado para el concierto de La La Love You en la terraza) pero… ¡qué envidia! Espacios enormes, techos altísimos, mucho potencial para montar todo tipo de eventos. Y ya en la puerta… Fátima nos esperaba con su sonrisa y Nilo con su cámara para darnos ese cariño que ya sabes que solo la comunidad WordPress te puede dar, con dos sevillanos que se cruzan la península para madrugar y ayudar en lo que haga falta.

Comenzó la ronda de saludos… y duró hasta la hora de comer. Y es que esta vez me hice fuerte en el track del pasillo (que en este caso sería el track del hall enorme) porque tenía tanto que escuchar y tanto que comentar. Al final cuando llevas meses trabajando con una comunidad global como es la de WCEU, volver a las raíces es necesario e incluso desestresante.

Charlas, comida y más pasilleo

Reconozco que me perdí alguna charla que tenía marcada en mi programa (como esta de Iñaki Quenerapú di-ver-ti-dí-si-ma) y casi entré de casualidad a ver a Wicho hablar de la historia de Microsiervos (que es toda una clase de historia del internet patrio). Aún tengo que echar el ojo a unas cuantas charlas más, por suerte ya están todas disponibles para ver en WordPress.tv.

Wicho haciendo arqueología microsiervera

De la comida, aquí en Galicia, no me puedo quejar. Y eso que a nivel personal estoy controlando mucho más lo que como últimamente (más sobre esto… en un futuro artículo del blog). Café todo el día y sin necesidad de pelearse con nadie por una bandeja de comida… no se puede pedir más.

Y a la vuelta de la comida, más charlas, más arreglar el mundo, más arreglar WordPress, más planificar proyectos de futuro, más conversaciones sobre la futura WC Pontevedra y muchas risas con patrocinadores, voluntarios, novatos, viejos conocidos y esa gente a la que trato como si conociera de toda la vida… porque no me acuerdo si ya nos conocemos de antes o no.

Después, la mayoría de la gente se fue a una ruta en barco por la ría de Vigo. Yo me quedé en tierra tomando una cerveza con amigos viejos y nuevos, que tengo que cuidar la garganta y me conozco.

Y el domingo, Contributor Day, al que al final no pude ir. Lo dicho, es lo malo de tener la WordCamp al lado de casa, que a veces se tuercen las cosas. Pero salieron varias mesas de contribución y estoy seguro de que la gente aprendió más sobre el proyecto WordPress.

Conclusión con V de Vigo

Salió todo muy bien para ser la primera vez. Estoy seguro de que los organizadores vieron algunos fallos que solo ellos vieron, igual que nos pasa a todos, igual que nos pasó a nosotros en 2018 en nuestro debut. Han organizado todo en tiempo récord y, por supuesto, siempre hay margen de mejora. Estoy seguro de que estarán con ganas de repetir y con un montón de ideas que ves cuando por fin se celebra el evento en la realidad y no solo en los planes.

El pasilleo, ay el pasilleo

Un recordatorio: ¡las alabanzas en público y las críticas en privado! Recordad esto porque aquí todos somos voluntarios y todos queremos y tenemos mucho que aprender.

Así que enhorabuena Carlos, Jairo, Ruth, Pablo, Melisa, Ana, Iván, Diego, Luis, Alejandro, Esther y Avelino. Enhorabuena a todos los voluntarios. A todos los ponentes, a los patrocinadores, a los asistentes. Una WordCamp, se escriba con V o con W, son las personas que la hacen. Y vosotros sois muy grandes. ¡Me lo pasé muy bien!

Un único deseo final: la comunidad gallega es enorme y muy activa y debemos aprovecharlo. ¡Ahora mismo tenemos siete meetups mensuales y dos WordCamps anuales! Podemos y debemos hacer crecer la comunidad de WordPress todos juntos y echarnos una mano en todo lo posible, porque juntos llegaremos mucho más lejos.

¡Nos vemos en Pontevedra! (¡o en Turín, claro!)

Pd. Las fotos bonitas son de Nilo, claro, aquí puedes ver el álbum de toda la WordCamp para vivirlo (casi) como si hubieras estado allí. Las menos bonitas, mías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Juan Hernando García
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: juan@ciudadanob.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.